SE LLEVA SER TÚ

La moda no consiste únicamente en vestir de una una manera determinada, la cual ha sido elegida por un grupo influyente conocido como “la sociedad”. La moda es más que eso. Se trata de una expresión vinculada a los sentimientos y al gusto personal.

Podemos expresar a través de las prendas nuestro “yo” más íntimo. La moda ha sido amada y criticada por muchos. Para algunos, es el nombre de todas las empresas  que tienen el objetivo de extender el consumismo. Para otros es simplemente vestir “bien”, pero ¿Vestir bien para quién? ¿Quién decide si vistes “bien” o “mal”? Es más, ¿Qué significa vestir bien o mal?

Se han llevado a cabo tantas acciones bajo el nombre de la moda, que eso le ha causado ser uno de los núcleos más influyentes pero también más criticados. Muchas personas consideran que la moda discrimina ya que actualmente sí es cierto que la industria textil nos muestra en sus pasarelas los cuerpos más irreales.  Pero somos nosotros mismos los que nos empeñamos en ser como la sociedad opina que hay que ser, y criticamos todo lo que no se le parezca.

Realmente, ¿Te has parado a pensar por qué dices que alguien viste bien? ¿En qué te basas? Normalmente en lo que te dicen los escaparates de las marcas que sueles frecuentar. Estamos inmersos en un sistema en el que las personas se creen con el pleno derecho de juzgar a otras solo por lo que ven a través de sus ojos, pero no nos damos cuenta de que primero deberíamos mirarnos al espejo. Hemos escuchado miles de veces frases como: “Eso ya no se lleva” “No sé como puede ir así vestido” “No va a la moda”. Y, ¿qué es ir a la moda?

La moda es un arte que se creó con el objetivo de sacar de nosotros mismos lo mejor, y en la mayoría de casos hay evidencias de que ha sacado lo peor, pero no ha sido ella la culpable. Tal vez deberíamos empezar a hablar de la sociedad como un grupo que ejerce presión. No culpes a la moda de juzgar lo que realmente estas juzgando tú mismo. Eres tú quien critica a otro por no llevar justo lo que ha salido en los nuevos escaparates de Gran Vía. Eres tú quien se esfuerza en llevar lo que los demás esperan que lleves, sin darte cuenta de que no debería ser así.

La moda no consiste en que vayamos todos iguales como clones. Se trata de darle a las piezas tu estilo personal, aportarles algo de tu esencia y llevarlo a tu manera. Cuando realmente le das personalidad a las prendas pueden parecer totalmente diferentes si las llevas tú u otra persona.

¿Cuántas veces hemos visto a una persona, con ropa diferente a la que tú consideras que es la correcta, por la calle y hemos pensado “que rara es”? Y hago hincapié en el TÚ. ¿Por qué?¿Por qué tendemos a mirar despectivamente a la gente que se comporta o que se viste diferente? Admiro a aquellos que llevan realmente lo que quieren y como quieren, sin prejuicios, sin vergüenzas, sin el “qué dirán” constantemente en su cabeza. Y no pensemos que estas personas aparecen ahora en pleno siglo XXI por ser la época en la que “todo vale”. Tenemos ejemplos mucho anteriores. Ágatha Ruiz de la Prada es una de las mujeres más famosas en el mundo del diseño de moda español, pionera de la onda fashionista de la Movida madrileña. Esta mujer es el claro ejemplo de que en la moda todo vale, si quieres llevar mil colores encima llévalos, pero no porque te lo diga nadie, sino porque tú eres así.

Ágatha Ruiz de la Prada

Siendo sinceros, a muchos nos habrá gustado alguna prenda que por su color, o su forma, no nos hemos atrevido a llevar. Deberías saber ya que si tu no estás a gusto contigo mismo, da igual lo que lleves. Existen varios ejemplos de mujeres y hombres que hoy destacan por su estilo, un estilo personal, verdadero, y se sienten cómodos con él. Porque la moda no es ir vestidos todos igual, es la expresión de nuestra personalidad y muchas veces es ella la que expresa por nosotros cómo somos. Tendemos a pensar que si algo lo lleva mucha gente es que eso es lo mejor, pero en realidad si todos hacemos lo mismo y nadie destaca sería una sociedad demasiado aburrida. No tengas miedo a ser diferente, todo lo contrario, si lo eres llévalo a gala. Si te quieres llenar de colores, hazlo. Si solo quieres ir de negro, pues entonces hazlo. Si eres rocker, hippie, sporty, emo, punk, hipster, y demás estilos, sé. O incluso si quieres ser todo eso a la vez, hazlo. Pero lo que hagas, hazlo por ti, siendo fiel a tu estilo, no lo hagas porque haya un núcleo detrás con el cartel de “jueces” esperando para opinar. Tenemos la suerte de estar en el siglo en el que lo que se lleva, ES SER TÚ.

Por: María Del Olmo Requena

Anuncios

2 comments

  1. amorfobyaraquel · abril 1

    BRAVO Me encanta!
    Me haría tremenda ilusión que visitaras mi blog: amorfobya.wordpress.com
    muááaa

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s