PODER

Feminismo y feminista, y feminazi (una cruel variante). Empoderamiento. Igualdad. Derechos. Heteropatriarcado. Y la lista podría seguir. Palabras que resuenan con fuerza en los últimos tiempos. Sin embargo, la mayoría ya estaban en la mente de mujeres que nos llevan siglos de ventaja.

Desde tiempos remotos miles de mujeres han luchado por sus derechos. Por la equidad con el sexo masculino. Un sexo que no es opuesto, sino complementario. Sufragistas, aristócratas, campesinas, madres, hijas, hermanas… todas han alzado la voz, reclamando el lugar que les correspondía dentro de la sociedad. Cualquier vía de lucha era válida. Desde la literatura a la moda. Esta última tiene infinidad de accesorios que resaltan la feminidad, siempre de manera elegante, sin rebajar a sus portadoras a la categoría de objeto sexual. Entre ellos destacan las gargantillas. Cintas que se atan alrededor del cuello para embellecerlo y que constituyen una auténtica declaración de intenciones.

Ya desde sus orígenes dieron identidad a aquellas que las llevaban, distinguiéndolas del resto del grupo.

En la Edad Media y Renacimiento este accesorio era propio de las cortesanas. Fue Ana Bolena quien lo incorporó al atuendo de los nobles como muestran algunos de sus retratos. A partir de aquí surgirían dos variantes. Por un lado estaba la más humilde, que consistía en una cinta de tela o terciopelo atada al cuello y que distinguía a prostitutas y mujeres de bajo nivel social. En el lado opuesto se hallaban las damas de la alta nobleza, que decoraban sus cuellos con soberbias joyas y piedras preciosas de mil destellos de luz.

No fue hasta la Revolución Francesa cuando realmente la mujer reivindicó su papel en la sociedad haciendo uso de estas gargantillas. Ya no se trataba de un accesorio de belleza o de la moda por la moda, sino que era un distintivo de aquellas que manifestaban libremente su opinión sin necesidad de pedir permiso o cumplir ningún tipo de expectativas. En esta época en Francia, muchas mujeres ataron cintas rojas alrededor del cuello en recuerdo de todas aquellas familiares o amigas que habían perecido en la guillotina. Existía otra versión, en la que la cinta se ataba en forma de “X” rodeando la espalda, y que era muy popular en los bals des victimes celebrados en la época. Así el movimiento feminista cobró fuerza por medio de la moda.

Pero no se trata de un movimiento de afecte únicamente a Occidente. Muchas tribus indígenas de África y América, las cintas alrededor del cuello simbolizan poder y establecen jerarquías dentro del grupo. En culturas como la hindú, los abalorios alrededor del cuello marcan el estatus social de las mujeres.

Podría tratarse de algo global.

De la India pasaron a Europa, donde en la Inglaterra victoriana eran un distintivo de las clases altas. Poco a poco el accesorio se fue democratizando a lo largo del siglo XIX, como muestran muchas de las pinturas de Degas.

Ya en los años 40 del siglo XX se acuñó el término choker para referirse a este tipo de joyas. Pero no fue hasta los 80 con el punk y gracias al grunge de los 90 cuando los chokers revolucionaron realmente la moda. Desde las propuestas transgresoras de Vivienne Westwood, pasando por aquellos que llevaban heroínas del grunge como Melissa Auf der Maur (bajista de Hole), brujas adolescentes como las protagonistas de The Craft o Mia Wallace (Uma Thurman) en Pulp Fiction. Todas ellas, mujeres que no dejaban a nadie indiferente a su paso, mujeres con objetivos claros y con pocas intenciones de seguir los criterios establecidos. Mujeres empoderadas después de todo.

Sin embargo desde que en 2016 Dior, Chanel, Dolce&Gabbana, YSL o Puma incorporasen el accesorio a sus colecciones, este ha entrado en retroceso. Se ha convertido en un icono de la cultura mainstream, saturando tanto las calles como nuestros feed de Instagram. Ya nadie se toma en serio el poder del choker, un complemento que engloba como ningún otro elegancia, sensualidad, poder y peligro al mismo tiempo.

por-qu-llevar-choker-es-un-smbolo-de-poder-y-feminidad-body-image-1473669273

Fenty Puma by Rihanna – Fashion show – New York 2016

Por: Andrea Menéndez Cuerdo

Anuncios

2 comments

  1. amorfobyaraquel · abril 2

    ¡Menudo repaso de post, increíble!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s